¿Quién gana la batalla de los 6 meses? ¿Tasa o inflación?

Para responder esta pregunta nos vamos a valer del último relevamiento de expectativas de mercado (REM) publicado por el BCRA días atrás.

Antes de comenzar a analizar la “Batalla” de los 6 meses, parece oportuno resumir los principales resultados para el 2020 y 2021 en lo que respecta a Tasa de interés (Badlar), Inflación y Devaluación (dólar mayorista).


Adicionalmente, se tomará tanto la mediana (aquel valor central que separa en dos aguas la muestra obtenida por el BCRA) así como los escenarios “Optimista” (aquel que toma los resultados del percentil 25, es decir, aquellos que solamente son perforados por el 25% de la muestra) y “Pesimista” (asociados al percentil 75, superados por solamente por el 25% de los valores más altos de la muestra).


La batalla de los 6 meses


Para analizar esta dura contienda vamos a tomar las expectativas para cada uno de los meses en cada uno de los tres escenarios mencionados y graficar los resultados.



Al observar ambos gráficos puede notarse que, tanto en el escenario optimista como en el pesimista, la inflación le gana a la tasa (Tasa Efectiva Mensual, TEM) mes a mes, sin rendirse en ninguna de las paradas intermedias. Por supuesto, si analizamos los resultados para el escenario “promedio”, la conclusión no será diferente.


Otra cuestión que se repite en todos los escenarios es que, a diferencia de las expectativas de inflación, la tasa de interés permanece prácticamente invariante hasta fin de año.


Por último, a continuación se grafica el diferencial de ganancias acumuladas para los próximos 6 meses a partir de una inversión inicial de $100.000.





Cómo puede observarse, en un horizonte de 6 meses, bajo un escenario “Pesimista”, la ganancia sería muy superior al invertir en un instrumento CER (PF UVA por ejemplo) que ir renovando a la tasa badlar de la proyección. En concreto, si se cumpliera este escenario, el inversor que fuera por un instrumento CER ganaría $25.000 más que el que fuera a tasa Badlar en el caso de una inversión inicial de $100.000.

En el caso “Promedio” el diferencial de ganancia sería de $20.000 y, en el escenario “Optimista”, $13.000.


Por ahora el mercado observa una batalla totalmente desigual entre la inflación y la tasa de interés. No obstante, nunca hay que olvidarse que en Argentina todo es muy volátil y hay que estar monitoreando las expectativas constantemente.

45 vistas